viernes, 30 de mayo de 2008

Los últimos días, los últimos paisajes



"Experimento una increible claridad en los momentos en que la naturaleza es tan hermosa. Pierdo la conciencia de mí mismo y las imágenes vienen como en un sueño..."

Vincent Van Gogh (1853-1890) escribió estas líneas pocos días antes de poner fin a su existencia. Uno es incapaz de resistirse a mirar esta soberbia pintura del holandés, el Campo de trigo sobrevolado por cuervos, sin recordar estas palabras visionarias una y otra vez. Parece que de repente el sueño de este pintor avanzara hacia nosotros invadiendo nuestro espacio. Los caminos hacia la nada, el cielo amenzante, los negros cuervos revoloteando. El impacto al primer instante.

Esta obra pertenece a un importante grupo de pinturas ejecutadas en la pequeña localidad francesa de Auvers-sur-Oise durante los dos últimos meses de vida del artista, entre mayo y julio de 1890. La figura de Van Gogh ha sido suficientemente aireada por numerosos investigadores, dentro y fuera de la Historia del Arte. Recomponer su vida no ha sido tarea difícil, gracias a la numerosa correspondencia que mantuvo con su hermano Thèo. En esas cartas podemos conocer sus inquietudes artísticas, sus influencias. Pero lo más importante que apreciamos en ellas es la visión atormentada de un pintor cuya producción se reduce básicamente a diez años de actividad en los que sin embargo trabajó de forma infatigable, compulsiva y casi enfermiza. De los Países Bajos a París, de París a Arles, de Arles a Saint Rèmy, de Saint Rèmy a Auvers, su trayectoria fue una búsqueda incesante y desesperada de una felicidad que nunca encontró. De las pinturas oscuras de campesinos a los paisajes impresionistas, del amarillo vibrante del mediodía francés a los inquietantes paisajes de cipreses y trigales, la obra de Van Gogh sigue emocionando al espectador de hoy en día.

Van Gogh dejó su vida en el Arte. Así se lo hizo a saber a su hermano en sus cartas. Pintar se convirtió para él en una obsesión sin la que no podía vivir. Cada vez dormía menos. Cada vez pintaba más. Conforme avanzamos cronológicamente en su obra su pincelada se hace más vigorosa, pás pastosa, más nerviosa. Sólo con ver un trazo podemos comprender el estado de ánimo de un Van Gogh totalmente poseído y vampirizado por una pintura que terminó dominando al pintor. Inquietantes, irrepetibles, los últimos paisajes de Van Gogh son el mejor testimonio de un artista que abrió paso posteriormente a los expresionistas de principios del siglo XX.

Ante las últimas obras de Van Gogh, sobre todo si se ven a pocos metros, es difícil no emocionarse, no sentir el escalofrío, el pellizco. Y no lo consigue con grandes historias. Lo hace con paisajes silenciosos, nocturnos o diurnos. Lo haga con un Campo de amapolas, lo haga con Dos figuras en el bosque, consigue la respuesta del espectador.

Web de la Exposición "Los últimos paisajes" celebrada en el Museo Thyssen de Madrid el año pasado


Ahora, volved a otra vez a la pintura de arriba y leed la frase nuevamente:

"Experimento una increible claridad en los momentos en que la naturaleza es tan hermosa. Pierdo conciencia de mí mismo y las imágenes vienen como en un sueño..."




4 comentarios:

Kiko Durán dijo...

Perdonad que escriba aquí, que quizás no sea el sitio adecuado, pero es la única manera de contactar con vosotros.
Soy un profesor de Magisterio de la Universidad de Castilla La Mancha, en Toledo. Estoy realizando actualmente una investigación para poder completar mi tesis. Trata sobre la utilización de los Blogs en Educación, o como prefiero llamarlo, sobre los Edublogs.
Para poder llegar a algunas conclusiones generalizables necesitaría que colaborarais conmigo. Y es para esto para lo que solicito vuestra ayuda. En principio simplemente se trataría de rellenar un brevísimo cuestionario por parte del profesor creador del Blog y de sus alumnos/as valorando la influencia de su edublog en algunos aspectos educativamente importantes.
Por favor, si están dispuestos a colaborar, les ruego me escriban un email a JoseFrancisco.Duran@uclm.es para que les pueda enviar en un archivo adjunto el cuestionario y luego me lo devuelvan relleno.
Muchísimas gracias.
En Toledo tenéis un amigo (y aprovecho para invitaros a visitar esta preciosa ciudad).
Un abrazo.

Anónimo dijo...

Ese es uno de mis cuadros preferidos Gonzalo, a mi es que siempre me ha encantado Van Gogh.

Javi

saaritaa dijo...

¿Como no comentar esas magníficas obras de Van Gogh?
A mi es un artista que me fascina, todo el sentimiento que transmite en esas obras es algo alucinante.
Estupendo Post

Gonzalo González dijo...

Gracias por el ofrecimiento, Kiko. Ahora ando mal de tiempo, pero en cuanto pueda intentaré colaborar contigo.

Celebro que os guste Van Gogh, Javi y Sarita. Gracias po pasaros por aquí

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails