jueves, 8 de mayo de 2008

El Museo Judío de Berlín



... y de un campo lleno de pararrayos, a un edificio con forma de rayo...

Hoy se han cumplido 60 años desde que se creara el estado de Israel, en Oriente Próximo. En 1948 hacía sólo tres años que había terminado la II Guerra Mundial (1939-1945), con todo lo que este conflicto supuso para el pueblo judío, que fue víctima de una persecución obsesiva por parte de un régimen nazi que los quiso llevar hasta el exterminio total. No era la primera vez en la historia, desgraciadamente, que los judíos eran expulsados de sus casas. Pero, quizá por la cercanía en el tiempo, el genocidio llevado por el régimen de Adolf Hitler supone uno de los capítulos más negros de nuestra historia reciente. En Europa fueron asesinados millones de judíos en los tristemente famosos campos de concentración.

En la ciudad de Berlín había un número bastante importante, y fueron ellos unos de los primeros que tuvieron que sufrir esta sinrazón que luego se extendió a otros países europeos. Esta ciudad vio pasar ante sus ojos durante el siglo XX más acontecimientos vergonzantes. Y uno de los más oscuros fue el de la construcción del muro de Berlín, verdadera cicatriz que atravesó toda la ciudad, dejándola literalmente dividida durante 29 años (1961-1989). El muro cayó un 9 de Noviembre, a la vez que los regímenes comunistas de Europa central y oriental empezaban a tambalearse. Poco después, Alemania se reunificaba, y la ciudad de Berlín comenzó un proceso de transformación urbanística que le llevó a ser el epicentro de la vanguardia arquitectónica y artística a nivel mundial durante los últimos años del siglo XX.

El Museo Judío que hoy os muestro responde a esa incesante actividad constructiva del Berlín de los 90. Se hacía necesaria la construcción de un museo que explicara a los berlineses la historia de los judíos alemanes. Para ello, se convocó un concurso en el que resultó ganador el arquitecto polaco Daniel Libeskind (nacido en 1946). El edificio fue construdo entre 1992 y 1999. Responde a un concepto muy escultórico, de forma que la obra resulta, tanto al exterior como desde el interior, fuertemente expresiva. Recubierto de zinc, su fachada está salpicada por numerosos vanos alargados dispuestos anárquicamente que, además de servir de iluminación interior, parecen querer mostrar al visitante las heridas de un pueblo tantas veces perseguido. Con ello consigue crear espacios interiores en los que la luz incide de mil formas y variados matices, y en los que además se juega con la desorientación del visitante en un espacio fragmentado y confuso. Todo ello crea un conjunto deliberadamente dramático. Desde el cielo, como podéis ver, la sensación es la de una especie de rayo, o incluso una estrella de David fragmentada. Un edificio, por tanto, cargado de simbología, que viene a ser un referente en el más que interesante panorama de la arquitectura contemporánea de esta hermosa y singular ciudad.

Os recomiendo muy mucho que visitéis la web de su autor, Daniel Libeskind, donde podréis apreciar los contrastes de luces y sombras del interior de esta gran obra.

Web del Museo Judío de Berlín (español)

Y un pequeño vídeo para que veáis algo más:


6 comentarios:

Emilienko dijo...

He oído hablar de este museo, pero a nadie que conozco que haya ido le ha gustado mucho.

Ninguno entiende exactamente qué quiere dar a entender. Y eso me parece un defecto grave.

Gonzalo González dijo...

La verdad es que el concepto es algo críptico. Sucede con algunos museos actuales que se han alejado del concepto tradicional del museo expositivo. Este más bien parece ser bastante conceptual. Y en efecto, cuando el espectador no capta bien la idea, hay algo que falla. Pero como sucede en el arte actual, se exige una actitud más participativa por parte del espectador...

Maghenta Comunicación dijo...

En concepto, en si, ya es un horror...Tal vez sea demasiado exigir del espectador.

B x C

Anónimo dijo...

Estas vacaciones he pasado un dias en Alemania, concretamente, Hamburgo y Berlin. Estas son dos ciudades muy bonitas, pero mis compañeros de viaje y yo sufrimos una enorme decepción al visitar el Museo de los Judíos. Primeramente es totalmente extraño como ha sido creado y luego no refleja en absoluto la historia de ese pueblo, parece mas que el arquitectose haya querido lucir;con todos mis respectos su obra es rara y demasiado abstracta para reflejar la vida de un pueblo que sufrio tanto.Gracias.

Esperanza Galindo dijo...

Me he alegrado ver tu blog, Gonzalo. Y que seas de Sevilla, como yo. Por si quieres saber más de mí pasate por www.imagenypaisaje.com. Soy pintora y he escrito sobre arte y literatura. La Universidad de Sevilla ha publicado mi libro sobre Chagall. Te pongo la reseña que el mismo Secretariado de Publicaciones ha incluido en la presentación del libro.
Reseña: Este libro presenta el estudio de un corpus de obra pictórica de calidad de un artista tan original que pocos lo han abordado con valentía, por ser un vanguardista disidente y trasgresor dentro de las mismas vanguardias.
Es una revisión y reclamación de legitimidad y actualidad de la pintura y de los contenidos culturales en arte.
Plantea un método original, coherente y riguroso, a la vez que sencillo, para el estudio de las obras pictóricas, que supone un hito en la investigación de las Artes Plásticas.
La obra de arte es un objeto abierto y depende del receptor tanto como del emisor, así como del contexto o del tiempo en que se expone.
La tarea impuesta por el presente trabajo ha sido: leer el "Mensaje Bíblico Marc Chagall" desde una perspectiva del hecho de comunicación y comprenderla, por tanto, como hecho comunicativo, para descender desde el nivel más externo de la expresión al más profundo del contenido, pasando necesariamente por el "signo" artístico.
La obra bíblica de Marc Chagall concentra un valor artístico y cultural especialmente relevante en tiempos posmodernos en que hay que redefinir y poner en crisis tanto la tradición como la trasgresión.
En esta dirección encontrarás todos los datos acerca del libro y de la editora.
http://www.publius.us.es/publicacion.php?sec=0&id=12303
Se puede adquirir también en c/ Porvenir, 27. Sevilla. 34 954487447
Con un afectuoso saludo quedo a tu disposición, para charlar sobre arte, sobre Chagall o lo que quieras. Esperanza Galindo

Esperanza Galindo dijo...

Por si te interesa, he cambiado de web, la de imagenypaisaje esta caducada, la he cambiado por el blog wwwesperanzagalindo.blogspot.com. Gracias, y disculpad por haber puesto un link obsoleto. Esperanza galindo

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails