sábado, 3 de mayo de 2008

Goya ante la guerra




Si hay un pintor unido a los sucesos de la Guerra de la Independencia española, ése es Francisco de Goya (1746-1828). No hace falta más que abrir cualquier periódico, escuchar la radio o ver la televisión, para darse cuenta de la importancia que están teniendo los acontecimientos de los que ahora se cumplen doscientos años, y que tienen en Goya a su más insigne ilustrador. Para ello, el Museo del Prado está celebrando una exposición que lleva por título "Goya en tiempos de guerra" que podrá visitarse hasta el próximo 13 de julio. Y es que además, el Prado no se entiende sin Goya.

¿Y quién es Goya? Aquí podríamos pararnos ahora y escribir líneas y más líneas. Hablar de su modernidad no es nada nuevo. Ha sido motivo constante de inspiración para los artistas que vinieron detrás de él. Ante figuras como la suya, cualquier comentario puede ser demasiado banal, demasiado prosaico. Goya son palabras mayores. Tanto es así que podréis comprobar que el autor de este blog no puede disimular su pasión por él y por su concepción pictórica, tanto desde una perspectiva técnica como temática.

Hoy es 3 de mayo. Y hace doscientos años, ocurría lo que este fantástico lienzo quiere explicarnos: Pocas horas después de la sublevación del pueblo madrileño a causa de la invasión napoleónica, un buen número de ciudadanos que habían sido presos, son ejecutados en la montaña de Piríncipe Pío. Al fondo, la ciudad. Oscura, tenebrosa. Ante el espectador, un conjunto de ciudadanos asume su próxima muerte. El tratamiento psicológico es espectacular y devastador. Iluminados por un farol situado en el suelo, el blanco de la camisa del personaje que alza los brazos dirige nuestras miradas hacia al grupo de los que van a morir. Allí se suceden distintas expresiones de dolor, desde el que asume la muerte con valentía hasta el que se tapa los ojos con resignación. En el suelo yacen ya algunos hombres sobre un dramático reguero de sangre. Sólo después de ver el grupo de los que van a ser fusilados repara el espectador en los ejecutores, a pesar de que estén más próximos a él. Aparecen de espaldas. Son seres anónimos, sin rostro, sin expresión. A Goya no le interesa dejar constancia de quiénes son. Parece que sólo pretende reflejar el dolor. A pesar de que genéricamente se trate de una pintura de historia, su autor fue más allá, y dejó para la posteridad una demoledora crítica de la condición humana. Una obra universal.

Si además reparamos en otras obras del autor, nos daremos cuenta de que el asunto de la guerra es abordado con tristeza y dolor en muchas ocasiones. La serie de grabados de "Los desastres de la guerra" suponen un buen ejemplo de lo que decimos. Allí se dan cita las atrocidades más monstruosas. El autor no parece escatimar nada en dejar muestra de las atrocidades más monstruosas. Precisamente, uno de los grabados de esta fantástica serie nos lleva nuevamente a la obra del 3 de mayo. Nos referimos al que lleva por título Con razón o sin ella.

Como siempre pasa con los grandes maestros, esta obra ha sido revisitada en numerosas ocasiones con posterioridad. Es el caso de Edouard Manet, que fascinado por todo lo que vio en el Museo del Prado durante su estancia en España, realizó La ejecución de Maximiliano. O Pablo Picasso, que también encontró motivos de inspiración para La masacre de Corea. En definitiva, distintos episodios bélicos, y la misma idea. La confirmación más clara de que Goya no hizo una obra histórica, sino universal.







5 comentarios:

Alejandro CD dijo...

Estimado/a amigo/:

Te dejo esta breve nota para informarte de que he actualizado mi blog con un pequeño escrito acerca del método de la comparación de obras de arte, propuesto a través de un ejemplo práctico.
Gracias por tu visita. Un cordial saludo.

Alejandro

Recuerda:
http://artesdecorativasysuntuarias.blogspot.com/

Zarce dijo...

Gracias por pasarte por Arq-2.blogspot. Un saludo desde Concepción del Uruguay, Argentina

Rafagast dijo...

De ese cuadro he tengo que hacer una exposición esta semana (ademas de La maja desnuda) he puesto Al Alba de Aute de musica de fondo a esa imagen, si eso algun dia te paso mi trabajo y exposición de regalo (como aportación a tu blog)

Por cierto respecto al tema te recomiendo las siguientes canciones de Aute:
-Quinta del Sordo.
-Triptico de luces y sombras.
-J´ecris ton nom

Lady Alétheia Windermere dijo...

¡Cuánto tiempo! ¿Cómo va todo? :)(Como no creo que me reconozcas por mi alter ego de Internet, profe, soy Ana ^^)

Lo cierto es que el arte me tira mucho más ahora que ya no tengo que metérmelo en el coco a contrarreloj porque ¡no acabamos con el programa para Selectividad, chicos, es que no acabamos!(no he estado más estresada en toda mi vida que el año pasado, buf)En fin, me acuerdo de todos esos cuadros de Goya el año anterior, en el Prado, a la mañana siguiente del marchón aquel en la disco...¡¡XD!! Y aún tengo tu dedicatoria, aquélla que nos diste con nuestro cuadro favorito, en la estantería. ^^
Me enrollo cosa mala en los comentarios, casi tanto como día a día en clase, T_T...¡Saludos desde Traducción! Aquí el tiempo pasa muy rápido entre textos para traducir y caracteres chinos.
再见! (Hasta pronto) :)

Gonzalo González dijo...

Gracias, Alejandro y Zarce, por vuestros comentarios.

Hola, Rafa, ya me pasarás el trabajo para que lo vea. Espero que te vaya bien todo, me gusta saber de ti.

Hola, Ana, qué alegría saber de ti! Espero que te vaya bien en la carrera, seguro que sí. Al leerte me he acordado del año pasado, creo que entre todos hicimos un buen curso de Arte, ¿no crees? Qué buenos recuerdos! Me alegra que se te haya quedado el Arte por dentro y que áun guardes esa dedicatoria, un fuerte abrazo. Espero y deseo que me visites por aquí más a menudo, un abrazo fuerte!

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails