lunes, 3 de noviembre de 2008

Atenea Niké



Sin lugar a dudas, el Partenón es el templo griego más conocido, y el paradigma de la arquitectura clásica por excelencia. Pero cabe recordar que no es la única construcción levantada en la Acrópolis de Atenas, pues desde lo alto dominan también la ciudad los Propíleos, el Erecteion y, cómo no, el Templo de Atenea Niké, que podéis ver en la imagen de arriba.

Este pequeño edificio ha pasado a la Historia del Arte Universal como paradigma de belleza y armonía. Es el mejor y más acabado ejemplo del orden jónico. Dicho orden se caracteriza, además de por el capitel de volutas, por la estlización de su fuste. El jónico es el orden de lo pequeño, de lo equilibrado. Frente a la robustez del dórico o la monumentalidad del corintio, el jónico apuesta por un concepto estilizado de las formas, de tal forma que ha sido identificado con lo femenino en la histroriografía artística.

El Templo de Atenea Niké fue constuido, como el Partenón, durante el mítico siglo V a. C. El proyeto es de Calícrates, responsable asimismo del famoso templo dórico junto al también arquitecto Ictino. Se trata de un templo tetrástilo y anfipróstilo. El edificio fue levantado en conmemoración de la victoria sobre los persas, y consagrado a la patrona de la ciudad, Atenea, diosa del saber y la sabiduría. Presenta un friso propio del orden jónico, en el que se desarrollan unos relieves narrativos realizados por el taller de Fidias y en los que se nos muestra a Atenea, Zeus y Poseidón ayudando a los atenieneses. En ellos podemos ver las constantes etéticas de la escultura de su tiempo, resultando especialmente significativa, por la calidad con la que se ha llevado a cabo, la técnica de los paños mojados. Originalmente, el templo se remataba con un frontón triangular que, lamentablemente, no se conserva.
Tal y como puede apreciarse en la fotografía, este hermoso edificio es de pequeñas proporciones, entre otras cosas por las propias limitaciones físicas del emplazamiento elegido para su erección. Es por tanto una obra que se adapta de forma magistral a la proporción humana, dando muestras por tanto del antropocentrismo tan querido por los griegos, y que será rescatado durante el Renacimiento y el Neoclasicismo con mayor o menor fortuna. A pesar de todo lo dicho, a pesar de esa deliberada delicadeza y sensibilidad arquitectónica sabiamente conseguidas, el edificio consigue elevarse con gran personalidad sobre el terreno circundante, algo a lo que ayuda, lógicamente, el hecho de que esté situado, precisamente, en lo más alto de la ciudad. No debe escapársele al espectador el tacto con el que los griegos elegían el emplazamiento de sus construcciones, pues en ellas no sólo pretendían la relación con el ser humano, sino también con el medio natural, para que, de esa manera, también quedaran unidos hombre y naturaleza a través de algo tan abstracto como la arquitectura.
Con todas estas premisas, queda claro que estamos ante un edificio pequeño y grande a la vez.

6 comentarios:

clariana dijo...

Hola Gonzalo:
Está muy bien tu comentario sobre "El pequeño y grande templo", de estilo jónico. Estuve una vez en Grecia, hace unos años ya, y me encantó este conjunto arquitectónico que destaca en la cima de la ciudad.
También esta nota que destacas del emplazamiento, tan importante en los griegos.
Ahora soy "Clariana", era "J....",pero por motivos de privacidad tuve que eliminar el blog y crear otro. Gracias por esta documentación tan maravillosa. Un saludo.

mangeles dijo...

¡¡¡ANDA MIRA...LA DIOSA ATENEA TAMBIÉN USABA MARCAS...ZAPATILLAS NIKE EJEJEJE¡¡¡

PERDÓN ..PERDÓN..PERDÓN...era una bromilla...Me encanta el post....y el templo...y ojalá pueda ir un día a ATENAS...después de New York...Paris...Viena...Buenos Aires....joooo...

Besos Gonzalo

Ro dijo...

Hola Gonzalo,
pues aquí me tienes de nuevo, echándole un vistazo a ver qué publicas.
Es muy interesante, pero me pierdo entre tanto tecnicismo. Me gusta el arte, sobre todo el egipcio (como ya habrás adivinado), pero de una forma más simple.
Yo admiro el arte egipcio por su grandiosidad, por su significado, por su belleza... pero nunca he estudiado arte; soy economista.

¿Puedo proponerte tema? El quiosco de Trajano del Templo de Philae.

Un saludo, Ro.

Remedios Escobar dijo...

Tengo la suerte de haber estado allí. Como sabes soy una enamorada de Grecia y, aunque todo el mundo me decía que estaba muy mal conservado todo y que me iba a decepcionar cuando lo viera, te aseguro que me ocurrió todo lo contrario. Me emocioné en cuanto vi asomar el Partenón. Hay que ir a Grecia.

Un beso, Gonzalo. Espero que sigas muy bien.

morisot (Pilar Álamo) dijo...

Atenea Victoriosa (Αθηνάς Νίκης)está espléndidamente ensalzada en este templo pequeño, de dimensiones humanas; muy armonioso en sus proporciones.
ESTUPENDO COMENTARIO,muy didáctico y ameno.
Un afectuoso saludo de Pilar

Gonzalo González dijo...

Gracias por tu comentario, Clariana. Seguiré visitando cada vez que pueda.

Efectivamente, Mangeles, lo de la marca de zapatillas viene por aquí. Nike es victoria. Fíjate en el logo y lo verás.

Ro, intento hacer los comentarios más o menos asequibles, pero también me siento en la necesidad de documentarlos, aunque sea un poco, con datos y terminología, ente otras cosas porque aunque este blog sea público, está orientado a alumnos de Bachillerato, y epecialmente a lo míos, a cuyos blogs puede accederse desde aquí. Sobre la petición, intentaré darle un hueco. A ver si puedo

Muchas gracias Morisot por tus aportaciones

Y Remes, qué bonito lo que dices. Me recuerda al Síndrome de Stendhal. Si no lo conoces documéntate. Yo he sentido eso muchas veces al enfrentarme a algunas obras de arte. Es una experiencia muy hermosa emocionarse ante la Belleza. Aún tengo Grecia pendiente. Besazos, guapetona.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails